Todo el intestino tiene bacterias que son normales en ese órgano, mas que no son normales en la vagina, útero y trompas, ni en las vías urinarias. Si llevas bacterias del ano a la vulva, de allá pueden ascender y ocasionar infecciones genitales y urinarias. Así que la famosa frase que oímos desde niñas límpiate de adelante hacia atrás, tiene su razón de ser en eludir arrastrar gérmenes de la zona perianal cara la vulva. ¿Has tenido alguna vez una infección urinaria por Echerichia coli? Esa es una bacteria habitual del intestino. Puesto que, bien sabes de qué manera llegó esa bacteria a tu vejiga. RESERVA COMIDA / DÍAS LIBRES: Recuerda siempre sostener en casa una pequeña reserva de comida para hacer en frente de la precedente situación. Nunca faltes al trabajo o a la universidad por enfermedad o por cualquier otro motivo sin relevancia, recuerda siempre y en toda circunstancia quién es el auténtico enemigo y guarda celosamente tus días de asueto para usarlos sólo cuando haga falta, como en el caso anterior. Para ir directo a responder su pregunta, le informo que sería absurdo e inocente creer que la mujer es adúltera solo si se enamora; la mujer puede ser infiel sea que se enamore o no de alguien diferente de su esposo. No obstante, para consuelo de nosotros los hombres, debo aclarar que toda regla tiene su salvedad. Con esto deseo indicar que existen mujeres fieles y respetuosísimas de sus esposos. Es demasiado evidente que la mujer tiene una gran tendencia a la infidelidad; solo los que no viven en el planeta Tierra desconocen esta realidad. Esta es una opinión muy personal, basada en la observación y la lógica. Para una mejor ilustración están los profesionales de la conducta humana, y las estadísticas. Mas debo admitir que la infidelidad no es un tema exclusivo de las mujeres, sino más bien de los humanos. ? La vieja frase de Tus deseos son órdenes para mí no refleja con toda justicia la extensión de la donación que algunas mujeres son capaces de efectuar. Habría que alterarla a fin de que diese cuenta del alcance de la incondicionalidad a la que están dispuestas. Si a cambio escucháramos: Tus órdenes son mis deseos, la frase describiría de una manera más fiel la situación. Tus deseos son órdenes para mí sería como decir: Vale, comprendo que es eso lo que quieres y lo acepto, me guste o no me guste, estoy presta a complacerte porque te quiero. En esa postura hay un cierto reconocimiento de la diferencia: No me gusta, sin embargo, te complazco, por el hecho de que te quiero. ¿El resultado al final va a ser el mismo? Puede que sí. En todo caso ¿se cumplen los deseos del amado? Probablemente. Sin embargo, en un caso así se conserva algo de autonomía y los límites de la propia persona prosiguen estando ahí.

Según un estudio publicado en el BMJ en 2004, las eyaculaciones frecuentes parecen estar relacionadas con una disminución del peligro de cáncer a la próstata. De esta manera, de los 50 mil hombres entre 40 y 75 años evaluados, quienes dijeron tener 21 o más relaciones por mes tenían menos probabilidades de contraer este mal que los que informaron que lo hacían de cuatro a 7 veces. En mi corta experiencia, he podido darme cuenta de que todos y cada uno de los humanos tenemos en el cerebro como una especie de imán, el que, por cierto, se activa con nuestras emociones. ¿Habías notado la increíble coincidencia que existe entre las personas que se consideran a sí como feas, corajudas, antipáticas y la relación directa con el rechazo del sexo opuesto? He oído a cada elemento despechado (en lugar de hundirse le ha dado por lo contrario) salir de caza mayor y volver con trofeos de baratija comprados a peso (es más típico de hombres, las mujeres que sufren suelen quedarse en casa llorando o se lanzan a los brazos de otro pretendiente, mas no de otros). Más tarde todo son lamentaciones. Si eres romántico y sientes la necesidad imperiosa de escribirle, escribe pero entonces rompe la carta. Mendigar amor es lo peor. Y lo hacen muchos más de los que pensáis. Me contaron el caso extremo de un hombre entradito en años, pero de buen ver todavía, con unas ganas de pareja estable que se moría. Como ya os he comentado, las señoras, desde cierta edad, no están por la labor. Una noche, al acompañar a casa a una amiga con la que había coincidido múltiples veces en un club de singles veteranos, le cogió la mano y, acariciándola con esfuerzo, le pidió por favor, que fuera su pareja. Qué pena tener que acabar de esta forma. Los jóvenes que estéis leyendo esto pensaréis que estoy majara, mientras que los no tan jóvenes, centrados y que podéis elegir todavía, vais a estar de acuerdo conmigo en que ese caso resulta patético. En tertulias y talleres, hay muchos solteros en busca de un amor que no llega y al final se desesperan. Habrá que montar una web para hallar pareja en vez de un rollo, que de esto último abunda. La otra alternativa es apuntarse a agencias maritales, como sugerí en mi precedente post, mas en España no semeja que, de momento, atraiga mucho esa idea.

La libertad es un pegante más poderoso que el boxer, o bien que Mike Tyson. Vargas Vila escribía que la mujer es como la sombra: se aleja del que se le acerca y se aproxima al que se le aleja, y la paradoja tiene su explicación en el confort: la persona libre se siente a sus anchas y cómoda con la contra que le respeta el oxígeno individual. Su preocupación no tiene fundamento alguno. Su comportamiento sexual es totalmente normal; esto es común cuando el hombre se está aproximando a su madurez… y a los 35 años (la edad que mienta tener en su carta), hace tiempo que dejó de ser un adolescente. También hay una estrecha relación entre el volumen de fluido existente en las vesículas seminales y el grado de excitación y/o la intensidad del clímax sexual. Es sumamente esencial que la mujer tenga la seguridad de que las fantasías eróticas son normales, e inclusive muy útiles para el funcionamiento sexual y representan un fácil remedio para la ansiedad. El estímulo digital del clítoris, sumado a la distracción procurada por la fantasía, suele generar el orgasmo en poquitas semanas e inclusive en días de haberlo practicado. En el caso de no ser así, se sugiere el uso del vibrador. El sexo lento es un viaje en el que el día de hoy cuenta, y cada día cuenta. Es un viaje lento que puede extenderse durante muchos años hasta la vetustez. O bien eso me está pasando, y definitivamente puedo decir que no planeé que fuera así. Muy lentamente, una cosa ha llevado a la otra mediante la curiosidad y la práctica. Enrique se ha despertado, pero se hace el remolón. Le cuesta sacar el pie y iniciar el día sin tener nada que hacer. no es como su esposa, que no para quieta. A Enrique lo jodieron el día que dejó de ir a la fábrica de tractores pues se le terminó la rutina. Esa que hacía que tuviese un lugar fijo al que ir cada mañana, unas mismas caras que ver, unas relaciones que mantener. Dejó de ser una obligación relacionarse con el mundo y no supo aprender cómo sostenerlo. El planeta había decidido proseguir su camino sin él y Enrique no supo buscarse otro planeta nuevo. A él le gustaba el suyo, no en el que lo arrinconaron. A cambio tiene a Quica. Sabe que ya está levantada; ha oído el agua cayendo de la ducha y sabe que en pocos minutos va a entrar en la habitación. La conoce bien. La conoce del todo. Y hasta allí llega su esposa, procurando sorprenderle como cada sábado, deslizándose esmeradamente nuevamente entre las sábanas para besarle la nuca y abrazarse a él.

tina monti sex

Ahora, mi objetivo no es otro que el de acompañarte en este camino de mejora incesante que acabas de emprender. Espero que el manual que tienes entre manos te asista a recorrerlo. Si con él logro contribuir a que tu vida resulte más excitante y divertida, me daré por satisfecho. Si, además de esto, sirve a fin de que muchas mujeres se den a sí mismas la oportunidad de conocer a alguien tan especial como tú y de pasar instantes imborrables a tu lado, me consideraré realmente afortunado. Una de los beneficios de que tu padre sea el dueño de la compañía es que, a veces, puedes perder el vuelo sin que vuele con él tu empleo. Desde la oficina le reordenaron las visitas para el día siguiente, si bien sostuvieron su agenda de trabajo de cuatro días en París. A Eric, más como una degradación que como un premio, le dieron el día de asueto. Yo no lo supe hasta el momento en que llamó al portal. El temor al sexo, a los genitales o bien al desnudo (propio o bien del otro), suelen ser realmente frecuentes en jóvenes o bien personas con ninguna experiencia sexual y para corregirlo basta localizar una pareja conveniente. No hay forma más efectiva de perder complejos y miedos en temas de cama que tener junto a nosotros una persona amable y comprensiva. Sin embargo, son frecuentes los episodios de temor en personas que no están satisfechas con su físico, bien sea por deformidades reales o bien un sentido de la belleza equivocado, para los cuales el acto sexual es un examen que no desearían pasar por el hecho de que temen suspender. De esta manera, al paso que los hombres tienen una obsesión generalizada por su pene, singularmente en cuanto al tamaño, las mujeres son muy sensibles a la belleza pura: la obesidad, la celulitis o los pechos pequeños o mal formados. También existe miedo a tocar los genitales de la pareja, a la pérdida del control que necesariamente van a tener a lo largo del orgasmo, a necesitar tener relaciones usuales y que su pareja lo perciba, y evidentemente al embarazo, auténtica fuente generadora de problemas de pareja.